Herramientas
Tipografía

{image}http://lh5.googleusercontent.com/-T5Lm14jpSYY/UznQx7XoDDI/AAAAAAAAGbc/Ttun6z-jxMU/s500/luis_alfonso_mena.jpg{/image}Los importantes anuncios de hoy sobre la liberación de tres ciudadanos cubanos injustamente encarcelados por Estados Unidos, el restablecimiento de relaciones diplomáticas entre Cuba y EE.UU.

y el reconocimiento por Barack Obama del fracaso del embargo económico y del cerco político-militar decretado por el imperio gringo representan el triunfo del pueblo cubano, que ha sabido resistir a la asfixia inmisericorde implantada por el poder opresor gringo.

El pueblo cubano y su Gobierno han dado una lección de dignidad para soportar las penurias con las que el imperio estadounidense los quiso derrotar, y no pudo, a lo largo de los últimos 54 años.

Los innegables logros de los cubanos, guiados por el camino del socialismo, han sido elementos fundamentales para derrotar a ese imperio. No de otra manera se puede explicar que la Revolución llegue ahora a sus 55 años incólume, a pesar de las crisis sucesivas en el llamado campo socialista a finales del Siglo XX, que la dejaron casi sola, nadando contra inimaginables amenazas, comenzando por la que gruñe a 90 millas de su territorio.

Los avances en materia de salud, educación, arte y cultura, deporte, solidaridad y seguridad social son factores fundamentales del triunfo de hoy, después del cual vendrán muchos más, porque lo dicho por Obama no es más que el reconocimiento histórico del fracaso estruendoso de la política injerencista de los Estados Unidos, violatoria de todas las normas internacionales y que año tras año ha sido aplastada por la inmensa mayoría de los países agrupados en las Naciones Unidas que han votado contra el bloqueo económico.

Ahora los que empiezan a morder el polvo de la derrota son Estados Unidos y sus poderes más recalcitrantes. El tren de la historia los deja. Luego de años de resistencia y decoro, los cubanos demuestran que las ideas están por encima del metal.

Los anuncios de hoy son también un gran aliciente para el pueblo colombiano y el proceso de paz que se desarrolla precisamente en La Habana, la capital cubana que ha abierto todas sus puertas para la búsqueda del fin de la guerra en Colombia. Esos anuncios generan un clima internacional aún más propicio para que los diálogos tengan no solo gran acompañamiento sino éxito.

El tiempo de la historia sigue dando saltos en el continente, con vaivenes y dificultades, pero apuntando hacia el camino de la dignidad y la resistencia de los pueblos, hoy 17 de diciembre de 2014, precisamente 184 años después de la partida del Libertador Simón Bolívar.


Notice: Undefined property: stdClass::$readmore in /var/www/vhosts/anthoc.org/httpdocs/templates/ja_teline_v/html/layouts/joomla/content/item/default.php on line 124