Herramientas
Tipografía

“Políticamente, ser libre es disentir;
doctrinariamente, disentir es oponerse;
 Institucionalmente, la libertad de disentir
se plasma en los derechos de
 los partidos de la oposición.
La oposición es a la democracia
lo que el oxígeno al organismo vivo”…[1]


Mayoría: En un conjunto de personas o de objetos, la mayoría será el grupo que tiene una cantidad más elevada de integrantes o miembros en un grupo, organización…etc.

Minoría: es la parte minoritaria de las personas que forman un grupo, organización, una nación o una comunidad. Quienes componen la minoría, por lo tanto, son numéricamente menos que el grupo de los individuos que forman la mayoría.
__________________________________________________________________

Pasando hace días por la ciudad de Bogotá en compromisos laborales, me di la pasadita obligatoria que debemos hacer todos los afiliados que llevamos a Anthoc en el corazón, además de poder saludar a los compañeros que se encuentran en la sede bogotana y así conocer de viva voz como anda el sector salud y la situación laboral de los trabajadores afiliados a nuestra organización.

Resulta que el panorama es más desalentador de lo que uno desde la provincia logra depurar en el análisis, es decir que el acelerador esta afondo: Iliquidez en los hospitales, politiquería, corrupción, desangre de las finanzas de los hospitales, desfinanciamiento de los mismos por parte de las EPS  y de las entidades del gobierno, liquidación de alguna parte de la red pública del Valle del Cauca, deuda de más de un billón y medio a IPS´s y hospitales de Antioquia.  La gran mayoría de los hospitales que prestan los servicios de más alta complejidad en el país, tanto públicos como privados, enfrentan el peor momento de su historia por la crisis de iliquidez y el aumento de cartera, a raíz del no pago de EPS y entidades del gobierno, pese a las publicitadas medidas legislativas del gobierno para garantizar fluidez de recursos, estas resultaron insuficientes para solucionar la crisis, liquidación de EPS´s sin que estos garanticen el pago a hospitales, acreedores y trabajadores, según algunos conocedores del tema financiero hospitalario la cartera hospitalaria calculada en el primer trimestre de 2015 estaría en unos $13 billones.

En todo este panorama incierto se encuentran los trabajadores afiliados y no afiliados a nuestra organización que tienen las esperanzas puestas en la organización sindical, pero al mismo tiempo observamos como de manera inconsecuente se entregan de cuerpo y alma a los politiqueros de turno a los cuales acompañan y acompañaron a los hoy elegidos alcaldes, gobernadores, concejales y diputados, pero cuando se trata de acompañar una propuesta alternativa propia, nacida de las entrañas de la organización no la acompañamos, basta observar las más recientes elecciones candidatos ligados a ANTHOC en distintas regiones del país aspiraron a llegar a alcaldías, asambleas, concejos e incluso a ediles si estoy equivocado,  un sólo concejal logramos alcanzar en el municipio de Florencia.

Pero lo más jodido es que en tremendo lío en el cual nos encontramos, tanto en la dirección nacional y la mayoría de las seccionales y subdirectivas, sino son todas, mantenemos la discusión de mayorías y minorías. Eso no es malo, no es ilegal, no es inmoral, hace parte de la dinámica sindical, pero ¿cuál mayoría? o ¿cuál minoría?.

En las organizaciones gremiales como la nuestra, la mayoría sí existe, pero sólo como concepto operativo, aritmético, que sirven para adoptar decisiones colectivas. Bajo de ellas no encontramos nada sustantivo, por lo tanto, toda mayoría es solo un añadido de minorías que circunstancialmente coinciden, como instrumento de votación o elección, que luego difícilmente subsiste mucho tiempo.

Las minorías tienen como función ser contrapeso y controlar los excesos de las mayorías, es lo que perfecciona la democracia, por lo tanto la minoría no debe ser excluida, que es el mecanismo usual que observamos, sobre todo cuando no hay madurez política.

Por supuesto que los sindicatos pueden actuar libremente y conforme a la ley, eso hace parte de la libertad sindical, pero esta debe ser un medio para alcanzar los fines de los trabajadores a través de sus representantes; y para que esto sea posible es necesario un SINDICATO FUERTE Y UNIDO que permita relaciones de fuerza para enfrentar de manera satisfactoria la situación que estamos afrontando.

Es bueno recordar y desempolvar nuestro plan estructural de trabajo y organizacional que tiene un fundamento ideológico, como lo es la plataforma de lucha. Pero así mismo observemos cual es la posición ideológica que versa en la declaración de principios 

PLATAFORMA DE LUCHA

Aspectos generales

El principal objetivo del sindicato es el de orientar y organizar las luchas de los trabajadores de la Salud y la Seguridad Social en Colombia…

…mejorar las condiciones de vida y de trabajo de los trabajadores…

La principal forma de lucha, será la movilización…

DECLARACIÓN DE PRINCIPIOS Y CRITERIOS DE UNIDAD
El sindicato defenderá los intereses de los Trabajadores de la Salud y la Seguridad Social como parte de los intereses de la clase obrera y del pueblo.

….. El fundamento básico organizativo del sindicato es la democracia sindical parte de reconocer que son las bases del sindicato las que deben decidir la suerte de su organización, mediante formas de consulta y participación directa en la toma de decisiones.

Respetar las opiniones de otros y facilitar su expresión, propugnar porque toda decisión fundamental al interior del sindicato, cuente con la consulta a las bases.
Impedir que sus dirigentes tomen decisiones sin consultar el sindicato.

El sindicato propenderá por el ejercicio de la plena autonomía sindical como vía hacia la aplicación efectiva de las leyes 26 y 27 y los convenios y recomendaciones de la OIT.

Resulta que un grueso número de nuestros trabajadores afiliados y no afiliados si están haciendo parte de las “mayorías”, pero de la clase política unos de Cambio Radical, Partido de la U, Partido Liberal y otros Conservadores, mientras que la izquierda colombiana está casi nula en gobernabilidad en todo el territorio nacional,  en fin pienso que no todos lo harán por que tengan identidad política e ideológica, sino que están en un momento de sálvese quien pueda, será que se hace necesario volver a los seminarios ideológicos, donde podamos discutir la toma del rumbo de nuestra plataforma de lucha y declaración de principios.

Creo que se hace necesario generar una discusión sana, fraterna, que ayude a que renazca la esperanza de nuestros afiliados y que entiendan que lo que está en juego es la lucha por la libertad, no es la antropofagia política ni el homosexualismo político que practican quienes ayudan a elegir en las corporaciones  públicas a quien han venido generando la crisis del sector salud en las regiones y en el país y que luego dan el recetario para la “solución” de las mismas. Que no son más que las reestructuraciones administrativas, liquidación de hospitales, cooperativas de trabajo, contratos sindicales, etc.

Resulta que a esas mayorías que ayudamos a elegir en las corporaciones públicas, coyunturalmente están “apoyando” el proceso de paz, por intereses ocultos, pero ¿que pasara con una organización débil en la lucha cuando nos toque enfrentar el camino espinoso del postconflicto?.
______________________________________________
[1] Pinzón de Lewin Patricia. (1994) Democracia Formal y real “La Oposición política en Colombia” Instituto para el desarrollo de la Democracia, pág. 74 - Tomado de: Gaona Cruz, Manuel. Ponencia presentada en el Coloquio sobre los partidos políticos. FESCOL – Universidad Externado de Colombia, nov. 1982 pág. 23


Notice: Undefined property: stdClass::$readmore in /var/www/vhosts/anthoc.org/httpdocs/templates/ja_teline_v/html/layouts/joomla/content/item/default.php on line 124