Herramientas
{image}http://www.eldia.com.co/images/stories/290908/anthoc.jpg{/image}Multinacionales de la salud estarían promoviendo el proceso de fusión, como un primer paso a la concurrencia al mercado bursátil. En el Hospital San Rafael de Fusa, se hizo un ejercicio de debate y control político a algunos miembros de la asamblea de Cundinamarca.
El debilitamiento de la red pública hospitalaria se profundiza en el departamento de Cundinamarca. En ordenanza 005 de 2008, la asamblea departamental entrega excepcionalmente sus funciones al gobernador Andrés González. El cheque en blanco que los representantes del pueblo cundinamarqués le entregaron a González autoriza crear, reformar, fusionar, transformar los establecimientos públicos y demás entidades descentralizadas del orden departamental, autorizando la formación de sociedades de economía mixta.  

El Hospital de Fusagasuga esta transitando por el camino de la privatización, al igual que los Hospitales de la Mesa y Mesitas del Colegio.  La secretaria de salud del departamento, propuso fusionarlos. Para el sindicato esta medida incrementaría el paseo de la muerte, vulnerando el acceso al derecho a la salud.

La responsabilidad política en la privatización de la red hospitalaria pública.

Representando a los trabajadores de Arbeláez, Francisco Carrillo, directivo de la Junta Nacional de Anthoc, afirmó que este proceso implicaría “la liquidación de los hospitales, ya que entrarían en concesión, administrándolos un operador externo, lo que inevitable llevaría a la privatización de los hospitales”
 
De igual manera mencionó la preocupación del sindicato con la fusión que quiere hacer el gobernador con los hospitales de Cundinamarca. “En mesitas la gente está inquieta porque nos van a quitar el Hospital. La palabra concesión es liquidación de los hospitales, este proceso comienza entregando con esta figura las imágenes diagnósticas. Los trabajadores y la comunidad de Fusagasuga deben defender su hospital” dijo el líder sindical.   

Carrillo también se refirió a la responsabilidad política frente a la salud de los cundinamarqueses. “Los ciudadanos tenemos derecho a saber quiénes son los representantes que permiten liquidar la salud pública y las empresas del estado. Habrá que mirar qué representantes presentaron su salvamento de voto”

“Los hospitales no pueden ser un supermercado”

Ramiro Acuña, concejal de Arbeláez afirmó que en nombre de la descentralización se estaban atropellando toda clase de derechos fundamentales, en este caso el derecho a la salud. El concejal también denunció como el hospital de Arbeláez ha sido utilizado como un fortín político, preguntándose en donde queda la transparencia en los recursos públicos.  

Acuña afirmó que la ordenanza excepcional entregada al gobernador, establece que el ingreso de recursos privados, hacen el patrimonio del hospital susceptible al mercado bursátil, al mercado de capital. La pregunta que se formula es sobre el bienestar de la comunidad, cuando el criterio de capitalización financiera irrumpe en la garantía.  

El hospital de Girardot fue liquidado con la ordenanza 014, con facultades otorgadas por los diputados de la asamblea de Cundinamarca al gobernador González. Según los trabajadores presentes en el encuentro de Fusagasuga, el ESMAD ingreso al hospital en horas de la madrugada, haciendo evacuar el edificio en donde se resguardaba la salud de los cundinamarqueses.

Por su parte el diputado Tito Herrera instó a los cundinamarqueses a la movilización en torno a la defensa de la salud y los hospitales públicos, construidos en muchos casos con el esfuerzo de las comunidades del departamento.

Notice: Undefined property: stdClass::$readmore in /home/anthoc/public_html/templates/ja_teline_v/html/layouts/joomla/content/item/default.php on line 127